Jump to menu Jump to content
© Ruud Peijnenburg

Un diseño de puente poco usual con ladrillos

A finales de 2013, el nuevo puente de la ciudad de Oversteek, en Países Bajos, se inauguró oficialmente en Nijmegen. Este impresionante puente con arco reduce el tráfico del interior de la ciudad. El diseño del arquitecto Ney Poulissen, que se basa en el cemento y los ladrillos de arcilla, confiere al puente un carácter inconfundible.

En el procedimiento de licitación del nuevo puente de la ciudad, tanto el aspecto como el mantenimiento desempeñaron una función primordial. Por lo tanto, el arquitecto Ney centró su atención principalmente en la elección de los materiales. El arco principal se construyó de acero. Las rampas están hechas de cubiertas de cemento conectadas con ladrillos de Wienerberger. El uso de los ladrillos desempeñó un papel fundamental. Laurent Ney lo explica así: “La ciudad quería un puente urbano, aunque el puente no está directamente situado en la ciudad. Además, la longitud de 1,2 kilómetros no es habitual en puentes urbanos. En la licencia se especificaba una vida útil de, al menos, un siglo. Los ladrillos ofrecen una duración superior sin problema. Además, los ladrillos envejecen de una forma muy bonita y requieren poco mantenimiento”.

© Ruud Peijnenburg
© Ruud Peijnenburg

Ladrillo local

Se eligió el ladrillo rojizo y marrón para el arco. “En la exposición de Wienerberger, hubo un ladrillo que nos llamó inmediatamente la atención. Cuando resultó que este ladrillo se producía muy cerca del puente, lo tuvimos claro: un ladrillo local que tiene un aspecto excepcional y está hecho con arcilla del río es, sin duda alguna, el material perfecto”, comenta el arquitecto sobre la elección del material. Una línea del tablero del puente está pavimentada con un ladrillo rojo similar. De esta forma, el color de las paredes laterales se funde con el del pavimento.

Un ladrillo local con un aspecto excepcional fabricado con arcilla del río waal. esto es, sin lugar a duda, una buena decisión.

Ney & Partners

© Ruud Peijnenburg

El puente como inspiración para nuevos espacios abiertos

La construcción de “De Oversteek” forma parte de un programa de expansión de la ciudad a gran escala en torno al río Waal. El río pronto discurrirá por la ciudad en lugar de fluir alrededor de ella como antes y el puente entonces ya no solo servirá como arteria para el tráfico. Ney: “El área que tenemos alrededor es demasiado restringida para permitir el desarrollo del resto de los espacios. En mi opinión, los proyectos de infraestructura deberían confluir siempre con la ciudad. Por ejemplo, se crearon nuevos espacios abiertos debajo de este puente que pronto se usaron para conciertos, exposiciones y otros usos. De esta forma, el puente pasa a ser parte del espacio público”, explica Ney sobre el concepto del diseño.

Datos
  • Nombre del proyecto
    Puente de la ciudad, Nijmegen (Países Bajos)
  • Arquitecto
    Ney & Partners, Bruselas
  • Productos usados

    Flamenco VB, ladrillo visto, Wienerberger Bemmel

Fachadas

Terca Flamenco VB, ladrillo visto