Jump to menu Jump to content
© Ruud Peijnenburg

Paisajismo: adoquines de arcilla

Los adoquines de arcilla de Wienerberger ofrecen una variedad casi infinita para el diseño de jardines, áreas abiertas, carreteras, calzadas o zonas para peatones. Están disponibles en diversos colores y numerosos formatos y superficies.

Ningún ladrillo se parece a otro y, en conjunto, crean un alegre juego de colores gracias a la arcilla cocida.

Los adoquines de cerámico están fabricados de cerámico cocida con una altísima calidad y una resistencia superior, por lo que no se estropean ni siquiera tras muchos años de uso. Ninguna tormenta puede provocar daños en este material de construcción y el sol saca a relucir la luminosidad de los colores con mayor intensidad si cabe, pero sin deteriorarlos. El agua se drena por las juntas, por lo que puede filtrarse en el suelo en lugar de canalizarse al sistema de alcantarillado. Por lo tanto, los adoquines ofrecen unos resultados excelentes en cuanto al ciclo de vida.

Por ello, los adoquines son ideales para jardines privados, calzadas, así como lugares públicos y proyectos de infraestructuras.

Los adoquines de arcilla de Wienerberger están disponibles en una variedad casi infinita. Los adoquines se integran con el entorno, con independencia de que este sea tradicional, vanguardista, clásico, moderno, elegante o rústico.