Jump to menu Jump to content
Architect inspecting clay roof or facade tile (Bellus, Facatile) at a meeting room with Wienerberger employee

Ventajas de los materiales cerámicos de construcción

Materiales de construcción proporcionados por la naturaleza

Las tejas y los ladrillos de arcilla figuran entre los materiales de construcción más antiguos del mundo y siguen siendo enormemente populares en la arquitectura actual. El motivo de la gran popularidad de este tipo de materiales radica en aspectos como su valor estable, su durabilidad y la versatilidad del recurso natural.
Un edificio moderno debe ajustarse a numerosas exigencias económicas y ecológicas. En Wienerberger, seleccionamos cuidadosamente las materias primas y utilizamos los métodos de producción más innovadores aportando el saber hacer y la experiencia que hemos acumulado a lo largo de 200 años. Los clientes que eligen tejas, ladrillos vistos o adoquines de Wienerberger disfrutan de más ventajas en comparación con otros materiales de construcción.

 

Versatilidad

Los materiales de construcción de arcilla se pueden usar en una enorme variedad de aplicaciones, prácticamente en cualquier lugar y en todos los estilos arquitectónicos. Las tejas de arcilla y los ladrillos se usan en la construcción de viviendas unifamiliares o bloques de apartamentos, edificios públicos o de oficinas, así como en fachadas, jardines, tejados, terrazas y espacios abiertos.

 

Eficiencia energética

Los materiales de construcción de arcilla pueden reducir el consumo energético de los edificios gracias a sus excelentes propiedades de aislamiento y su capacidad de almacenamiento de calor.

 

Durabilidad

Los materiales de construcción de arcilla son robustos, estables y, en consecuencia, son especialmente duraderos: su vida útil supera los 150 años. En todas partes del mundo, podemos encontrar edificios de ladrillos que llevan siglos en pie. Los edificios fabricados con ladrillos y tejas de arcilla son resistentes a las inclemencias del tiempo, presentan propiedades antisísmicas y son ignífugos.

 

Estética

Gracias a la amplia gama de colores, formas y superficies disponibles, nuestros ladrillos y tejas de arcilla son enormemente estéticos y versátiles. La gama de colores abarca desde el blanco más blanco hasta el rojo clásico y el negro carbón. Entre las variantes disponibles, encontramos acabados rugosos, suaves y vidriados, así como formatos alargados y anchos. El número de diseños posibles y variaciones de los productos implementados es prácticamente ilimitado. Las tejas, los ladrillos vistos y los adoquines se pueden coordinar entre sí a la perfección.

 

Economía

Un sólido cerramiento hecho de ladrillo se puede construir de manera rápida y flexible, lo que permite ahorrar tiempo y dinero. El viento, la lluvia, el calor y las heladas no provocan daños en estos materiales de construcción de arcilla. En consecuencia, los costes de servicio y mantenimiento son bajos. Además, las beneficiosas propiedades de aislamiento de los materiales de construcción de arcilla también contribuyen a reducir los costes energéticos.

 

Natural

Como están hechos a partir de materias primas naturales (como arcilla y agua), los ladrillos vistos, las tejas y los adoquines son especialmente sostenibles. Estos materiales de construcción están exentos de contaminantes y alérgenos, por lo que son especialmente compatibles con los humanos y la naturaleza.

 

Valor estable
A pesar del paso de los años, los edificios fabricados con materiales de construcción de arcilla conservan su valor o, incluso, lo aumentan. Debido a su durabilidad y estabilidad y a la especial calidad de vida que aportan, los edificios y apartamentos de ladrillos son muy demandados y obtienen altos valores de reventa. Es más, los ladrillos y las tejas son fáciles de limpiar y requieren poco mantenimiento.